Preguntas de un creyente que lee

"La Iglesia Católica cuenta con los 6.538 santos que aparecen reflejados en la última edición del Martirologio Romano, presentada hace ahora siete años tras veinte años de trabajo".

¿Cuántos Papas santos y beatos hay en la historia de la Iglesia? ¿Cúantos son sacerdotes? ¿Cuántos son religiosos y religiosas? ¿Cuántos seglares...? ¿Cúantos mujeres...? ¿Cuántos pobres? ¿Cuántos son negros, gitanos, latinoamericanos...?

Papa Benedicto XVI: "El santo es aquel que está tan fascinado por la belleza de Dios y por su perfecta verdad que éstas lo irán progresivamente transformando. Por esta belleza y verdad está dispuesto a renunciar a todo, también a sí mismo. Le es suficiente el amor de Dios, que experimenta y transmite en el servicio humilde y desinteresado del prójimo".

"Además de los atributos personales de caridad y virtudes heroicas, se requiere un milagro obtenido a través de la intercesión del Siervo/a de Dios y verificado después de su muerte. El milagro requerido debe ser probado a través de una instrucción canónica especial, que incluye tanto el parecer de un comité de médicos y de teólogos".

¿Por qué hay que ratificar la santidad de alguien con milagro, no basta con una vida modélica? Si te encomiendas a un santo en concreto se te concede un milagro, ¿hay santos con más influencia ante Dios que otros? ¿Si realmente puede eliminar algún mal de alguien por qué de ese alguien y no de otro? ¿No es cruel pensar que teniendo un padre el poder de curar a sus hijos sólo elimine el mal aquel que se lo implora de una manera especial?

"Jefes de Estado y de Gobierno de 23 países asistieron ayer a la ceremonia de beatificación en Roma. Los países representados fueron 87" "La ceremonia de beatificación de Juan Pablo II que durará tres días costarán a la ciudad de Roma 3.5 millones de euros (unos 5.1 millones de dólares), adelantó el alcalde de la capital italiana, Gianni Alemanno". 

¿Es necesario todo esto? ¿Qué tiene que ver con el Evangelio?

Comentarios

  1. Esas mismas preguntas me hago yo, querido Javi... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¡Menos mal! Porque a veces uno se siente un pelín bicho raro... gracias Elena

    ResponderEliminar
  3. Tocas para mi, querido Javi, un tema sensible. El chiste de forges lo reformula muy bien. ¿no estamos desenfocando la mirada al mundo, al hombre y a Dios? Pienso en Jesús (que no se entere tu mano izquierda lo que hace la derecha, no os dejéis llamar maestros, pues maestro solo es uno, el último sea el primero, ...) El Evangelio habla de otra cosa... Se me riza el pelo cuando pienso en proceso de beatificación de nuestro fundador...(menos mal que tuvo un hermano proscrito...) Bueno Javi, en sintonía, y demos gracias por tantas vida inspiradoras sueltas por el mundo. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Gracias Nacho, me ha gustado leer que es un tema sensible para ti, luego pensando un poco... creo que debería ser un tema sensible para todos, al menos si queremos tomarnos un poco en serio el evangelio, no crees? Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama