Contra el inmovilismo... la sorpresa

Comentarios

  1. Estupendo, jajajaja, da qué pensar, ¡qué tonta es la prepotencia!

    ResponderEliminar
  2. Esta historia nos la ha contado un hermano estadounidense, el vicario general, sobre la situación de La Salle en el mundo... ahora os invito a pensar qué personaje de la historia es cada cual...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness