El riesgo de mirar hacia delante...

El Monasterio de benedictinas de Palacios de Benaver siempre tiene la puerta abierta. Los que solemos pasar por aquí cada año, estamos como en zapatillas. Acudimos siempre que necesitamos un rato tranquilo, de pensar, planificar, orar... pero que no  nos saque demasiado de la realidad (está cerquita de Burgos)                   
                             http://www.benedictinaspalacios.com/

Esta vez hemos estado planificando el curso, que nos recibe con un montón de retos y sorpresas. Sabemos que la puerta está abierta, como siempre; ahora hay que atreverse a cruzar el umbral.

A pesar de que nos empeñemos, ningún año es igual a otro y mirando hacia delante en el tiempo es fácil advertir una sensación de vértico similar a la del paracaidista: por mucho que intentemos tener todo claro en nuestra mente, las circunstancias del salto son imposibles de controlar. Es inútil agobiarse pensando que todo puede salir mal; es mejor disfrutar de la experiencia y reconocer en el riesgo de la incertidumbre una sensación natural de nuestro interior. Espero que podamos disfrutar juntos de las sorpresas de este curso.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness