Teología seglar

Cada vez es más necesario que se articule un discurso teológico desde el laicado. Y no vamos a caer en la tentación escolástica de buscar las diferencias entre clero, religiosos/as y seglares; porque este tipo de categorizaciones no tienen sentido en la época posmoderna. Mi afirmación de partida es la siguiente: Jesús de Nazareth era laico. Y además, conscientemente, rechazó otras maneras de insertarse en el universo religioso de su época. El gran José María Castillo tiene una extensa bibliografía al respecto.

¿Es nuestra Iglesia de un carácter mayoritariamente laical? Evidentemente no. Pues aunque el clero supone un 2% de la Iglesia, concentran la capacidad de marcar la visibilidad y el estilo de Iglesia de hoy ¿Qué importancia tiene esto? 

Tenemos una Iglesia clerical que se centra en lo cultual, frente a la debilidad del compromiso profético. Jesús de Nazareth dedicó todos sus esfuerzos en estar con la gente que lo pasaba mal, que sufría por motivos sociales, económicos... Por poner un ejemplo. Vemos en nuestro país, una Iglesia que pone todos sus esfuerzos en lograr tener contactos y fondos de las principales empresas del IBEX 35, mientras en el cuerno de África se sufre una hambruna histórica.


Evidentemente, no es éste el único punto relevante de esta teología seglar posmoderna que vemos tan necesaria hoy. Podríamos seguir pensando en un modelo de Iglesia que busque lo común de un única consagración por el bautismo ya sea clero, religiosos o seglares en vez de destacar las diferencias. Una Iglesia, sobre todo, que acabe definitvamente con su organización medieval de monarquía absolutista y abra las puertas a la comunión de iguales, donde no haya estamentos.

Entre todos hemos de hacer posible que todos puedan pensar en voz alta sin miedo. Se necesita un laicado valiente, que sea visible, que se comprometa y apueste por un modelo de comunidad de comunidades. Con frecuencia el desánimo, o la frustración nos ha llevado al aislamiento, sin embargo, es la hora de funcionar en red, es la hora de articular una nueva eclesiología donde quepamos todos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama