www.montrinisuesa.net

Muchas gracias por acoger nuestro descanso, por abrirnos vuestra oración y poder cantar, orar y danzar juntos; por hacer de la vida monástica algo creíble y necesario en nuestro tiempo. Y, por encima de todo, gracias porque se ha abierto un ancho camino por el que poder caminar.

Gracias a la comunidad de  monjas trinitarias de Suesa (Cantabria)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness