Identidad

La filosofía de la liberación ya nos advirtió de que definir la propia identidad por comparación con un tercero genera violencia, a causa de la negación estimada en la exclusión. Por eso, concluían que la metafísica occidental generaba exclusión. 

Tal aprendizaje nos aleja de la tentación de categorizar la vida. En la búsqueda de la propia identidad, hemos de acometer esta experiencia desde nuestro yo profundo, a partir de la tríada relación-diálogo-encuentro.

No hemos de caer en la trampa de convertir la búsqueda en un mero juego conceptual; pues dista mucho la inquietud del la confusión al vertigo del desconcierto existencial.

Tampoco hemos de creer que estamos ante una conquista, que una vez alcanzada ya no es necesario volver a recorrer. Somos seres dinámicos que vamos más allá de nuestras circunstancias concretas en un momento de la vida, buscando continuamente sustento del ser y quizá no haya respuesta más honrada que la propia búsqueda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness