La cecina que Dios quiere

La coincidencia del día grande y el Miércoles de Ceniza oliga a trasladar la misa mayor y el reparto de cecina al viernes
 Si el Miércoles de Ceniza no pueden celebrarse fiestas, ¿cómo es que el primer viernes de cuaresma sí puede comerse cecina, morcilla o chorizo? Que nadie se preocupe, que todo está pensado. «Eso ha sido más fácil de solucionar. Hemos pedido dispensa al arzobispo y ya nos la ha enviado y la vamos a leer en la misa del día 24», señala el párroco. Así que a comer, que no es pecado... 

Diario de Burgos

 
El ayuno que a mí me agrada consiste en esto:
en que rompas las cadenas de la injusticia
y desates los nudos que aprietan el yugo;
en que dejes libres a los oprimidos
y acabes, en fin, con toda tiranía;
en que compartas tu pan con el hambriento
y recibas en tu casa al pobre sin techo;
en que vistas al que no tiene ropa
y no dejes de socorrer a tus semejantes.


Profeta Isaías 

Comentarios

  1. No hay mejor ayuno que el que reduce distancia, crea lazos y hace justicia. Gracias Javi, por ser descaradamente humano...

    ResponderEliminar
  2. Hoy hemos comido un puñado de arroz con las manos con los chavales de bachillerato, como gesto de ayuno y solidaridad con los últimos. Y aunque inicialmente el gesto les ha sorprendido, en seguida, sin decir nada han comprendido la profundidad del gesto. Gracias Nacho.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness