Comunidades de papel

Me ha sorprendido leer que se va a construir en Christchurch (Nueva Zelanda) la nueva catedral anglicana junto a las ruinas de la anterior, destruida en el último terremoto, utilizando el cartón como materia prima. Pensándolo bien me ha parecido una metáfora preciosa y me imagino una Iglesia (la mía, la nuestra) de papel y cartón. Y pienso en este modelo como descriptivo de las relaciones fraternas, de la propia estructura comunitaria; pues en cierto modo ejemplifica una nueva manera de entender la comunidad: la comunidad de papel.

La comunidad ha sido entendida según sus proyectos y planes, con unos dinamismos y compromisos  que sólo sustentaba el papel... mientras las relaciones fraternas se sustentaban en la voluntad y no en el afecto. No ha sido fácil el camino recorrido, hemos tenido que airear tanto papel mojado (en ocasiones, por las lágrimas). Ahora ya hemos dado algunos pasos y hemos de reconocer que nuestras comunidades son de papel.

Así lo vivo yo, comunidades como de papel: fáciles de romper, con las arrugas y dobleces, si no tienes cuidado te corta, o te mancha si ya está muy escrito, pero sirve para casi todo... para esconder algo precioso (papel regalo), para escribir versos (papel en blanco), para aprender (papel cuadriculado), para compartir (papel doblado), para secar las lágrimas (pañuelo de papel), para limpiarse (papel higiénico), para recordarnos lo importante (papel de notas)...

Sólo espero que la vida comunitaria, (ya sea grande o pequeña, de un color o de otro...) no acabe en la papelera...

Comentarios

  1. ¡Qué buena reflexión!... ¿Cómo vivir la fragilidad de lo fraterno?, en esas me encuentro, Javi, reto nada fácil, ... gracias por alentar... Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartir la debilidad y reconocer que sólo Él nos da la fortaleza. Es verdad, Nacho, es un reto de camino largo y lento avance, pero merece la pena descubrir lo que dice el salmo «¡Qué dulce y agradable es para los hermanos vivir juntos y en armonía!» (Sal 133, 1). Gracias. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness