Reflexionando la Pascua

A estas alturas, ya forman parte de mis recuerdos las sensasciones y los sentimientos más intensos de estos días; por eso, creo que puedo empezar a construir el relato de la experiencia.

La sensación de vaciamiento, de haber volcado un torrente de experiencias compartidas en un lenguaje corporal y experiencial. El relato común de la cena de despedida, la muerte y la resurrección de Jesús nos acerca a un sentimiento de comunidad de creyentes. 

El desafío de Jesús comienza ahora...

Comentarios

  1. Yo con la figurita del cubo con esfera rebosante ya tengo imagen de reflexión para muuuuchos meses. Ha sido una buena Pascua: gracias a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer compartir estos días. A mi me queda el eco de que es el vacío puede ser el verdadero artífice de la figura. Al final, nos quedamos sin bolita... Un abrazo Jorge

      Eliminar
  2. Querido Javi, ¡Feliz Pascua!, ya estamos en marcha... en lo cotidiano, compartiendo pan, reconociendo su presencia en secretos detalles... haciendo comunidad... Un fuerte abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Nacho, feliz Pascua para ti también. Un abrazo pascual, de esos que nos resucitan un poco cada día.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama