Esperar con esperanza y alegría


Para que haya senderos hacia alguna parte, alguien ha de ser el primero en recorrerlos y ha de caminar con la esperanza de que habrá quienes coloquen sus pies donde otro ya los puso antes.

En cualquier caso, no permaneceré sentado.


Gracias Abbá por aquellos que abrieron los caminos, que inauguraron las sendas...

Ayúdanos a no desesperar en la espera, a no perder la alegría.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness