Sobrevivir en la escuela con esta herramienta pedagógica

Torero de luces llaman
al que en el ruedo torea,
torero de reses bravas
quien en la escuela faena:
pues no sabe si la cornada
se la darán en la arena.

Comentarios

  1. Muy a cuento en un día en que si no ando vivo se me cuela por los dos pitones... y mira que es difícil...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno se "arrima" para no perder el sitio, (ese sitio donde hay que ponerse para que "pasen cosas"), te la juegas... ¿verdad?

      Gracias Manuel por el comentario.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness