Sueños rotos


Comentarios

  1. Me evoca una conversación que tuve hace poco sobre los adolescentes a los que sus padres "educan" de tal manera que se creen que todo se les debe, que todo es asequible, que todo será como ellos y ellas quieran que sean. Hay veces en las que es necesario hacer descubrir que hay sueños o deseos que son quimeras, pero que hay sueños que son como corrientes de aire que nos hacen volar más alto. Hay sueños que deben romperse porque nacen del puro egoísmo, hay sueños que deben ser cuidados, mimados...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Elena por el comentario, comparto contigo este poema de Borges, sin duda el escritor de los sueños:


    Si el sueño fuera (como dicen) una
    tregua, un puro reposo de la mente,
    ¿por qué, si te despiertan bruscamente,
    sientes que te han robado una fortuna?

    ¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
    nos despoja de un don inconcebible,
    tan íntimo que sólo es traducible
    en un sopor que la vigilia dora

    de sueños, que bien pueden ser reflejos
    truncos de los tesoros de la sombra,
    de un orbe intemporal que no se nombra

    y que el día deforma en sus espejos.
    ¿Quién serás esta noche en el oscuro
    sueño, del otro lado de su muro?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness