Redecora tu vida

En los últimos tiempos quedará afirmado
el monte donde se asienta el templo del Señor.
Será el monte más alto;
más alto que cualquier otro monte.
Todas las naciones vendrán a él;
pueblos numerosos llegarán, diciendo:
“Venid, subamos al monte del Señor,
al templo del Dios de Jacob,
para que nos enseñe sus caminos
y podamos andar por sus senderos.”
Porque de Sión saldrá la enseñanza del Señor;
de Jerusalén vendrá su palabra.
El Señor juzgará entre las naciones
y decidirá los pleitos de pueblos numerosos,
aun de los más lejanos.
Y convertirán sus espadas en arados
y sus lanzas en hoces.
Ningún pueblo volverá a tomar las armas contra otro
ni a recibir instrucción para la guerra. 


pARTido

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama