Un adviento adelantado

 

Es difícil que pase un segundo sin pensar que ya viene, que se nos viene la vida. Es casi imposible no esbozar una sonrisa, cuando noto su vida tras la piel y se unen las impaciencias y los nerviosismos. 

Y no saber el día ni la hora exacta... 
Tan sólo la espera... 
Tener el corazón alerta...
Pero dejar que todo pase... 
Con la esperanza firme...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness