No tengáis miedo a la ternura




El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no es presumido ni se envanece; no es grosero ni egoísta; no se irrita ni guarda rencor; no se alegra con la injusticia, sino que goza con la verdad. El amor disculpa sin limites, confía sin límites, espera sin límites, soporta sin límites.

(Carta de Pablo a la comunidad de Tesalónica)

Comentarios

  1. A mí también me ha tocado esta frase... A veces tenemos miedo a la ternura, tenemos miedo a amar... Será porque duele.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, amig@ Anónimo, la ternura a veces duele... pero también nos llena el corazón de alegría y la mente de motivos para seguir el camino de la vida. Muchas gracias por pasarte por este blog

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness