¿Qué prefieres papel o tableta?


Reflexión escatológica para darnos cuenta de que nuestras posturas ideológicas siempre han de tener un límite, si no queremos que se vuelva contra nosotros (¡Qué bien reflexionaba sobre el límite el genial Eugenio Trias!). Casi siempre el humor desbloquea nuestros absurdos enroques. Ahora, "terminado" ya el curso hay muchas cosas (interiores y exteriores) que vuelven a su sitio. Espero que no sea demasiado tarde para recuperar el sentido del humor.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Hacia una teología de la interioridad