Aforismos de la desesperanza

El desánimo que llega, no tanto por el cansancio, sino por la falta de esperanza.
Mirar al horizonte y no llegar a ver la aurora.
Pasar de página y comprobar cómo tu personaje ya no sale en la novela.
Comprobar que no hay luz al final del túnel.
Buscar a quien te quite la razón en tus despiadados augurios... y no encontrar a nadie.
El paso se hace lento y el ritmo cansino.
La impotencia que nace de la certeza de que todo esfuerzo es vano.
Conocer las consecuencias de antemano, no varía ni un ápice el proceso ya iniciado tiempo atrás.
Ver venir el golpe y no poder esquivarlo.
El desasosiego de un futuro incierto, es un ladrón de guante blanco que te roba la calma al menor despiste.
... y gritar contra la tempestad no calma el oleaje. 


 Sin embargo, incluso aquéllos que creen en el destino miran a ambos lados cuando van a cruzar la calle.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Educación de la interioridad y mindfulness