El artista interior

No es fácil expresar lo que uno lleva dentro. Con frecuencia abandonamos la tarea por pudor, por exceso de celo a nuestra intimidad o simplemente por torpeza, falta de entrenamiento. Sin embargo, sería bastante más fácil si nos atreviésemos a explorar otros lenguajes. La palabra tiene algo de mágico, cobra vida al ser emitida; pero también el gesto, la música, la pintura...

La experiencia de bucear en el artista interior (todos somos capaces de tener una experiencia estética, por tanto, todos somos capaces generarla también, independientemente de nuestra calidad técnica) con los profesores este verano en el marco de un curso de interioridad, me confirma la posibilidad de abrirnos a un mundo infinito de posibilidades en la educación.


Hay quienes ya han encontrado ese camino y lo intentan dar a conocer desde contextos no formales; ponen su capacidad creadora al servicio de los demás tanto el ambientes sociales, pastorales, de tiempo libre... es el grupo Metamorfosis. Por eso, si tiene una inquietud, si logra encontrarlos, quizá pueda contactarlos.


Comentarios

  1. ... falta la música del Equipo A.
    Son geniales por lo que nos suscitan o nos dejamos suscitar.

    ResponderEliminar
  2. Jeje, lo has pillado.

    Hay que promocionar a esta gente, valen mucho.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama