Su eco sonará en la historia....

Sólo alguien con cierta dosis de genialidad puede hacer leer a uno de sus personajes un libro perdido de Aristóteles y que resulte verosímil. Una obra perdida de filosofía se convierte en el principal protagonista de la genial novela "El nombre de la rosa"


Traemos aquí el inicio inventado del segundo libro de la Poética, que trataría de la Comedia.

"En el primer libro hemos tratado de la tragedia y de cómo, suscitando piedad y miedo, ésta produce la purificación de esos sentimientos. Como habíamos prometido, ahora trataremos de la comedia (así como de la sátira y del mimo) y de cómo, suscitando el placer de lo ridículo, ésta logra la purificación de esa pasión. Sobre cuan digna de consideración sea esta pasión, ya hemos tratado en el libro sobre el alma, por cuanto el hombre es —de todos los animales— el único capaz de reír. De modo que definiremos el tipo de acciones que la comedia imita, y después examinaremos los modos en que la comedia suscita la risa, que son los hechos y la elocución. Mostraremos cómo el ridículo de los hechos nace de la asimilación de lo mejor a lo peor, y viceversa, del sorprender a través del engaño, de lo imposible y de la violación de las leyes de la naturaleza, de lo inoportuno y lo inconsecuente, de la desvalorización de los personajes, del uso de las pantomimas grotescas y vulgares, de lo inarmónico, de la selección de las cosas menos dignas. Mostraremos después cómo el ridículo de la elocución nace de los equívocos entre palabras similares para cosas distintas y palabras distintas para cosas similares, de la locuacidad y de la reiteración, de los juegos de palabras, de los diminutivos, de los errores de pronunciación y de los barbarismos..."

(U. Eco, El nombre de la rosa, Barcelona, Lumen, 1982, 566-567).


En el vídeo se nos muestra un conflicto propio de un choque de paradigmas: la Antigüedad clásica frente a la Cristiandad medieval. Además, fray Guillermo (personaje inspirado en Guillermo de Occam), nos está introduciendo en la Modernidad. Aristóteles, durante el medievo, era argumento de autoridad de tal índole, que se buscaba a toda costa armonizar su filosofía con el paradigma teológico de la época. Era el Filósofo. Recordemos que Santo Tomás de Aquino invirtió toda su vida en tal proyecto. 

Sirva esta entrada para hacer un humilde homenaje a Umberto Eco, uno de los principales divulgadores de la cultura europea y de la novela histórica del siglo XX.

Comentarios

Entradas populares

¿Quién es Jesús de Nazareth?

Al final todo va a acabar bien y si no acaba bien, es que no es el final

En defensa de la escuela concertada

Buscando la llave

¿Dónde muere el mar?

Jesús de Gamonal

Ojalá