Los padres y el acoso escolar

Reproduzo aquí la carta que, Katarina Magnus, directora de la Asociación de padres del jardín de infancia Grålums en Sarpsborg, (Noruega), envió a los padres y luego publicó en Facebook. Diversos portales de noticia la han publicado traducida.





Queridos padres del jardín de infantes Grålum

A luz de la gran atención mediatica que está teniendo recientemente el abuso escolar en nuestra sociedad, la asociación ha decidido emitir una llamado general a los padres sobre cómo pueden ayudar desde casa, alrededor de nuestras propias mesas de comedor.
En el preescolar Grålum el acoso escolar no es un problema conocido, pero todos podríamos recordar cómo nuestras actitudes tienen un gran impacto en los más pequeños. ¡Lean!
¡Ustedes enseñan a los niños a abusar!

Sí, han leído bien. Tienen que admitirlo. Esto es porque:
*Se sientan a a la mesa y se quejan de las elecciones o no elecciones de sus amigos.
*Se sientan frente al televisor y critican a los participantes o personajes por su comportamiento.
*Miran la tablet o el teléfono y hacen comentarios negativos sobre la apariencia de alguien.
*Leen el periódico y ridiculizan a cualquiera con una opinión diferente.
*Conducen su coche y se enojan con otro conductor por temas de tráfico.
*Entornas los ojos porque alguien hace las cosas de forma diferente que tú.
*Decir algo despectivo sobre alguien por diferencias de fe, raza o por tener un punto de vista distinto al tuyo.
*Criticar el estado financiero de otra familia, sus últimas compras o sus elecciones a la hora de ir de vacaciones.
* Mostrar claramente con todo su lenguaje corporal que no te gusta alguien.

Tus palabras, lenguaje corporal y expresiones faciales enseñan a tu hijo que está bien decir cosas negativas de los otros. Sí, tú no sólo enseñas que esto está bien, también les demuestras que hay que ser intolerante.
Somos modelos para nuestros hijos y ellos no saben más de lo que nosotros les enseñamos
Ésta es una fuerte llamada de nuestra parte y urgimos a todos los padres a que autoexaminen sus propias conductas y consideren cómo afecta a los más pequeños.
El abuso escolar empieza y termina con nosotros. Todos tenemos que ser más tolerantes, inclusivos, flexibles y generosos con el otro, para que nuestros hijos también sean estas cosas. Así que tenemos un trabajo que hacer. ¿Están listos para el cambio? Lo estamos. Estamos listos para ayudar en lugar de hacernos daño los unos a los otros.
Siento si alguien se siente ofendido por esto, pero algunas veces necesitamos dar un toque te atención para despertar, para que cambien las cosas. ¡Esperemos que esto tenga un impacto en la dirección correcta!

¡Que tengan un buen día!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama