Por fin hay gobierno

"Después de tantas aventuras que te he hecho correr junto a mí, después de tanta empresa loca equivocada, después de los molinos que tomé por gigantes y los cueros de vino que hice trizas, después de la Trifaldi y Clavileño, de la venta que tomé por castillo, de los galeotes que dimos en salvar, véome en el caso de cumplir la promesa que te hice, y hete aquí que te entrego, para tu gobierno, para tu protección y tu agonía, sin que puedas negarte o abandonarla, sin que puedas jamás dar la espalda a sus lides, en la certeza que sabrás guardarla, la ínsula que soy."


Comentarios

Entradas populares de este blog

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

"Las lágrimas son la sangre del alma" (san Agustín)

Los guardianes de la llama