Tener fe

Con frecuencia, le damos valor a aquellas personas que atesoran una fe inquebrantable en Dios, pero lo verdaderamente sorprendente es que Dios siga teniendo fe en el ser humano. El verdadero reto es tener fe en lo humano, a pesar de todo.

 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness