Aunque es de noche

Qué bien sé yo la fonte que mane y corre,
aunque es de noche


1. Aquella eterna fonte está escondida,
que bien sé yo do tiene su manida,
aunque es de noche.
2. Su origen no lo sé, pues no le tiene,
mas sé que todo origen de ella tiene,
aunque es de noche.
3. Sé que no puede ser cosa tan bella,
y que cielos y tierra beben de ella,
aunque es de noche.
4. Bien sé que suelo en ella no se halla,
y que ninguno puede vadealla,
aunque es de noche.
5. Su claridad nunca es oscurecida,
y sé que toda luz de ella es venida,
aunque es de noche.
6. Sé ser tan caudalosos sus corrientes.
que infiernos, cielos riegan y las gentes,
aunque es de noche.
7. El corriente que nace de esta fuente
bien sé que es tan capaz y omnipotente,
aunque es de noche.
8. El corriente que de estas dos procede
sé que ninguna de ellas le precede,
aunque es de noche.
9. Aquesta eterna fonte está escondida
en este vivo pan por darnos vida,
aunque es de noche.
10. Aquí se está llamando a las criaturas,
y de esta agua se hartan, aunque a oscuras
porque es de noche.
11. Aquesta viva fuente que deseo,
en este pan de vida yo la veo,
aunque es de noche.

San Juan de la Cruz
("Cantar del alma que se huelga de conocer a Dios por fe")



Enrique Morente, el genio granaíno del flamenco, que supo poner alma, corazón y vida a uno de los poemas cumbre de san Juan de la Cruz. Hay que tener una gran certidumbre en la experiencia personal para rozar tan si quiera los versos del místico. Morente le puso todo su quejío de cantaor. Tuvo el atrevimiento del artista total, capaz de añadir a lo añejo lo moderno. Quizá, por eso, escuchar a Morente te llevaba a Camarón o a Lagartija Nick. Y supo rodearse de los mejores; quizá por eso nunca hizo discos, hizo arte... y. quizá por eso, su propuesta musical es una propuesta estética en sí misma. 


Rosalía, es joven. Demasiado joven para poder decir nada sin equívoco. Maneja los lenguajes de la posmodernidad magistralmente, de forma natural, a la manera de los millennials. Su límites no los pone el respeto a la tradición, sino el profundo estudio y la libertad creativa. La concepción de la obra de arte en un contexto peculiar: la descontextualización del arte (algo muy distinto a la deconstrucción). Proponer como temáticas la muerte ("Los ángeles") y el amor enfermo ("El mal querer", basado en una novela anónima del siglo XIII: Flamenco) nos pone frente a una obra que recibe la existencia a porta gayola… Pero, claro, es demasiado joven.

Cuando uno recibe visitas, a pesar de ser de noche, no le queda más remedio que ser agradecido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Educación de la interioridad: educar desde las experiencias que nos trascienden

Dilema de Amor (cumbia epistemológica)

Educación de la interioridad y mindfulness